03 septiembre 2011

Amonites: Fuimos mar en otra época



Además de apreciar la naturaleza a dia de hoy, los paseos por el Guadalteba nos pueden dejar testimonio de nuestro pasado... marino. En el desfiladero del Molino del Tajo pude encontrar este resto fósil de Amonite, especie de caracol marino que abunda por las sierras de la comarca ( http://unasenderista.blogspot.com/2011/01/ammonites-lejos-del-mar.html), dado que en el pasado fuimos un lecho marino.

Los amonites aparecieron durante el devónico hace 380 millones de años y desapariciones hace 65 millones de años, fueron contemporáneos de los dinosaurios y estaban muy extendidos por todo el planeta. Son un grupo de animales protegidos por una concha única  de aragonito en forma de espiral que a menudo presenta ornamentación a modo de costillas, tubérculos o espinas. Son fósiles comunes; sobre todo en rocas del Jurásico, cuando fueron el grupo más abundante en los mares. Están emparentados con los cefalópodos actuales, que incluyen los pulpos, las sepias, los calamares y los nautilos y son depredadores. De hecho, del interior de la concha saldría un animal muy parecido a los pulpos actuales.
Durante la natación estos animales eran capaces de regular la cantidad de gas en las cámaras, a través del sifón, permitiéndoles así controlar su flotabilidad. Es un mecanismo similar al que utilizan los buceadores hoy en día. De esta manera el amonites podía regular su posición en los mares donde vivía nadando a mayor o menor profundidad. 




Publicar un comentario