15 enero 2011

Somormujos y Fochas




El principal enemigo de somormujos y fochas, la ausencia de lluvias, parece que este año no van a ser amenazas para estas aves que campan por las lagunas de Campillos a sus anchas ante la abundancia de aguas y comida.

En las dos primeras imagenes se pueden ver dos somormujos que tranquilamente buscaban su alimento a primeras horas de la mañana. Su alimentación está basada principalmente en pequeños peces, crustáceos, moluscos e insectos. Para conseguir estos alimentos emplean en numerosas ocasiones su depurada técnica de buceo, beneficiados por su enorme capacidad para mantenerse debajo del agua. Entre los miembros de la especie se comunican principalmente mediante movimientos corporales que realizan en el agua y con graznidos.
Su hábitat natural es el agua, pasa la mayor parte de su vida en él. Es un ave buceadora, por lo que tiene las patas situadas en la parte trasera del cuerpo, lo cual le hace andar con dificultad en tierra.

Junto a ellas, las siempre visibles y alterables fochas, de las dos imagenes inferiores. También se llaman gallinas de fango o de los pantanos, ya que habitan en las orillas pantanosas de los arroyos y lagos. Las fochas tienen pico corto y recto, cuya base se extiende hacia la frente formando un escudo córneo. Tienen una serie de lóbulos bordeando los dedos de los pies, en lugar de las membranas interdigitales presentes en la mayoría de los pájaros nadadores. No pueden despegar desde la tierra y, para conseguir la velocidad necesaria para el vuelo, deben correr por la superficie del agua.

Miden entre 35 y 45 cm de largo, son excelentes nadadoras y buceadoras y construyen nidos flotantes. La focha común es negra con el pico y el escudete blancos, es muy gregaria y anida en gran parte de Europa y desde el norte de África a Australia.

Son aves agresivas, con un sentido territorial altamente desarrollado y muy dadas a luchas entre ellas. Prefieren masas de agua grandes y abiertas y a menudo crían en colonias poco apiñadas.
Publicar un comentario