03 septiembre 2014

Busardo moro (Buteo cirtensis), decenas? ... aclarado Abejero europeo (Pernis apivorus)





Ayer estando en el jardín pude observar como de repente aparecían de la nada decenas de estas aves, por lo que cogí inmediatamente la cámara y me puse a sacar fotos como loco. Tras un buen rato investigando, concluí que probablemente se trataban de Busardos moros de la subespecie cirtensis, la más cercana a esta zona.

Sin embargo, por mas que he buscado no he encontrado información sobre estas aves en estas cantidades en nuestro territorio por lo que, al menos para mi, es un misterio este avistamiento.
 
Os dejo algo de información sobre esta ave:

De las dos subespecies con que cuenta este busardo, la de Eurasia (rufinus) es bastante más grande (50-60 centímetros de longitud y 1,3-1,5 metros de envergadura) que la del norte de África (cirtensis), con una talla similar al busardo ratonero (43-50 centímetros de longitud y 1,05- 1,25 metros de envergadura).
Ambas presentan plumajes variados, que en algún caso se pueden confundir fácilmente con los de la subespecie oriental del busardo ratonero (Buteo buteo vulpinus).

Du plumaje es bastante colorido, tendiendo a ser anaranjado-rojizo. Normalmente, el pecho y el cuello y cabeza son más pálidos en comparación al resto del cuerpo y la cola.




Ocupa de forma típica estepas y semidesiertos. Se localiza desde el nivel del mar hasta en zonas de montaña. Su hábitat reviste una mayor variedad durante el invierno, cuando incluye pastizales y cultivos. Come principalmente pequeños mamíferos, sobre todo roedores, pero también lagartos, pájaros, grandes insectos, etc. Suele anidar en rocas, rara vez en árboles.
La raza norteafricana habita entre Mauritania y Egipto y parece comportarse como sedentaria, aunque con dispersiones.
En España hay para el conjunto de la especie algunos registros antiguos y 22 homologados hasta el año 2004. Estos podrían corresponder en buena parte a la subespecie norteafricana, puesto que tienden a concentrarse en la región del Estrecho (también hay registros en Gibraltar). Los avistamientos se reparten principalmente entre la primavera y el otoño, con un marcado pico en septiembre. 


Bueno gracias a las aclaraciones de Luis Albero (http://naturalezalevantina.blogspot.com/2014/11/la-restinga-naturaleza-cercana.html) el misterio queda resuelto se trata del Abejero europeo, es una especie de amplia distribución, cría en casi toda Europa y en el oeste de Asia, e inverna en el África subsahariana, al sur del Ecuador. En el sur de la Península se comporta como migrador, siendo muy abundante durante el paso, pero con muy escasas citas de reproducción. No se encuentra amenazado en la actualidad. Suele viajar en bandos muy llamativos que descansan en el suelo o árboles de cualquier zona por la que pasan. Es ave de vuelo a vela, como todas las rapaces, concentrándose en gran número en las proximidades del Estrecho de Gibraltar y realizando por grupos el cruce del brazo de mar que las separa de la tierra firme africana.
 
 El  Abejero Europeo muestra una marcada afición por las abejas y avispas, cuyos nidos busca para apoderarse de sus puestas. Sólo excepcionalmente ataca los nidos de abejas, situados en colmenas, en cavidades de árbol o de roquedos totalmente inaccesibles. Prefiere los nidos subterráneos de avispas o de abejorros, que desentierra sin gran esfuerzo gracias a sus robustas patas armadas de grandes uñas.
Publicar un comentario