10 abril 2016

flamenco rosado (Phoenicopterus ruber roseus)



Los paseos por el campo siempre te aportan algo, hay dias que no ves nada pero si eres observador aprendes algo nuevo. Estas imagenes son de restos anatomicos encontrados en esos paseos. y sirven de escusa para estudiar sobre ellos. En este cao un flamenco en la imagen superior y uno de pato en la inferor que nos permite comparar el tamaño
 Los flamencos constituyen un grupo de aves que a lo largo de su historia evolutiva se han especializado en la colonización de aguazales salinos e hipersalinos.
La subespecie que se observa en la Península Ibérica, el flamenco rosado (Phoenicopterus ruber roseus), se distribuye de forma discontinua por África, Suroeste asiático y Europa meridional, desde el nivel del mar, hasta los 3.100 m de altura que se alcanzan en Dasht-e-Nawar (Afganistán). Su población mundial se estima en unas 800.000 aves, de las que aproximadamente el 10% viven en el Mediterráneo Occidental, distribuyéndose en saladares costeros de Francia, España, Marruecos, Argelia y Túnez y de algunas islas, como Cerdeña y Baleares. Este núcleo mediterráneo mantiene cierto grado de intercambio con las poblaciones mauritanas y senegalesas, flujo que se establece gracias a la existencia de algunos humedales que bordean al Desierto del Sahara.
Estas aves han desarrollado un conjunto de adaptaciones anatómicas y fisiológicas que les permiten ocupar los niveles superiores de las cadenas alimenticias de los saladares que habitan.
Pero sin duda es su grotesco pico el órgano adaptado más característico de este grupo de aves. Su configuración anatómica lo convierte en una eficaz herramienta para el filtrado de los lodos donde se encuentran las partículas alimenticias que componen su dieta. Las mandíbulas, rodeadas por laminillas córneas, actúan como un cedazo que criba el fango gracias a la acción de succión y expulsión del mismo desde su cavidad bucal y que realiza mediante su musculosa lengua.

 http://mediomarino.almediam.org/node/98
Publicar un comentario