24 mayo 2014

El cernícalo aleteaba sin avanzar...


"El niño jugaba en el camino, junto a la casa blanca, bajo el sol, y sobre los trigales, a su derecha, el cernícalo aleteaba sin avanzar, como si flotase en el aire, cazando insectos. La tarde cubría la cuenca compasivamente y el hombre que venía de la falda de los cerros, con la vieja chaqueta desmayada sobre los hombros,.." extraido de  La mortaja de Miguel Delibes

Los ojos de Delibes, ...como si el tiempo no pasara.

Publicar un comentario