22 marzo 2014

No hay primavera sin invierno



 Mientras que la Tierra viaja alrededor del sol, el ángulo en el que esta está inclinada alrededor de su eje causa que los Polos Norte y Sur giren hacia o más lejos del sol, causando los cambios de estaciones. Mientras el Polo Norte empieza a inclinarse hacia el sol, las temperaturas se calientan y los días son más largos, causando el cambio de las estaciones de invierno a primavera.
Algunas especies animales, como las aves, empiezan sus ciclos de migración en la primavera mientras otros animales se despiertan de la hibernación o letargo. Las migraciones de aves a veces incluyen cientos de millas voladas por cada ave mientras regresan a sus áreas de reproducción para las estaciones de primavera y verano.
Publicar un comentario