07 febrero 2010

La Tarabilla común




Hace una semana vi una tarabilla común y me llamó la atención. Como no sabía muy bien que era investigué y encontré esta información:

La tarabilla Saxicola torquata tiene la cabeza, el cuello, la nuca y la espalda negras con el plumaje primaveral. La cola y las alas son marrones y las plumas cobertoras blancas. EL pecho y los lados del vientre son de color castaño rojizo y el centro del vientre y las plumas infracobertoras de la cola son beige pálido.
Las hembras tienen un color más oscuro, la cabeza y la espalda son de color pardo rayado de negro y a los lados del cuello tienen unas alargadas manchas blancas. Sobre los ojos tienen una raya beige que nace en la base del pico.
Ambos sexos tienen tarso fino y los pies y el pico negros.
Las jóvenes tarabillas son negruzcas encima con rayado beige o pardo y hay numerosas zonas con tonos rojizos. Los machos ya tienen la cabeza más oscura. Observando atentamente estas jóvenes tarabillas se distinguen los sexos por la falta de blanco en las cobertoras alares en las hembras, mientras en los machos ya se aprecia aquel color.

La Tarabilla común es uno de los pájaros más inquietos de la avifauna Ibérica.
La Tarabilla Común prefiere campo abierto, praderas con arbustos y matorrales dispersos, bordes de caminos y carreteras.

Nidificación:
La hembra construye nido en el suelo o cerca de él, principalmente de musgo, hierba y pelo; pone, de marzo a junio, usualmente de 5 a 6 huevos azul claro con finas motas de color pardo rojizo; incubación, sólo por la hembra, de unos 15 días; los pollos, alimentados por ambos padres, dejan el nido después de unos 13 días, volando pocos días más tarde; normalmente dos crías.

Alimentación: Se alimenta de insectos, algunos gusanos y arañas.
Publicar un comentario