26 enero 2010

Cara amarga del temporal



La cara amarga del temporal son los cultivos inundados como si fuesen lagunas y todavía hoy sigue ese agua. Algunas partes de los cultivos no tienen agua ni cultivos sino mucho barro, lo que hace imposible pasar a los tractores y perder dinero a los agricultores. Además las pérdidas de los agricultores se incrementan por las aceitunas que se caen al suelos por el viento, y en menor medida la lluvia. Pero hasta la cara amarga tiene una parte buena, que es que gracias a esas falsas lagunas las aves tienen más alimentos, y cada vez vienen más.

Por otro lado, el dia de Reyes la vía del tren resultó cortada desde las 8,00 horas a la altura de la estación de Campillos, por acumulación de agua en las vías, aunque el tráfico quedó restablecido a las 10,00 horas.

Este incidente afectó a dos trenes media distancia entre Granada y Ronda, uno entre la capital granadina y la citada ciudad malagueña, cuyos pasajeros tuvieron que ser transbordados por carretera desde Bobadilla, y el tren inverso, un Ronda-Granada, cuyos viajeros fueron transbordados por carretera hasta Bobadilla
Publicar un comentario