22 abril 2009

Cigüeñuelas

La Cigüeñuela Común Himantopus himantopus resulta verdaderamente inconfundible aun visto por un observador no acostumbrado a distinguir las especies. Las largas y rosadas patas dan a la Cigüeñuela un aspecto grotesco y frágil. El macho tiene el plumaje de las partes inferiores de color blanco puro, contrastando mucho con el negro del dorso de las alas y parte de la espalda cuando se la ve por encima y al volar también con el color negro de las alas. La cabeza y el cuello por detrás son negros o gris oscuro en lo que se diferencian de la hembra que tiene cabeza y cuello blanco puro o con motas grises y las alas y el dorso son pardo oscuro.Los adultos tienen el pico negro y las patas y pies son rosados en invierno y rojo bermellón en primavera.

La Cigüeñuela Común frecuenta bordes de marismas, lagunas, charcas y estanques de aguas someras, con frecuencia próximas a carrizales y canales de fango.A menudo aparece en campos inundados caminando por las orillas siempre con las largas patas medio sumergidas.

Al volar lo hacen casi siempre a baja altura, aunque haya personas en la zona. Sólo de forma ocasional y probablemente en migración, vuelan a considerable altura. En el mes de mayo ya comienzan la construcción del nido que normalmente suele ser muy somero, unas pocas briznas de materia vegetal seca sobre pequeñas piedras. Sin embargo, en zonas de mayor humedad construyen una torreta o elevación de barro que coronan con hierba. Ponen normalmente 4 huevos.

La Cigüeñuela anida esporádicamente y es muy local en Europa. En la Península Ibérica hay colonias en casi todas las regiones, faltando únicamente en la costa Cantábrica, salvo nidificaciones, esporádicas y en Galicia, en las provincias castellano-leonesas del norte donde es también esporádica y escasa.

La Cigüeñuela Común se alimenta fundamentalmente de insectos que recoge de la superficie de las aguas y de la vegetación flotante, pero también entre la espuma fangosa de las orillas, vadeando en aguas someras.


Publicar un comentario